Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Rio Negro

"No son gente de diálogo", dijo el párroco de El Bolsón

El párroco Ricardo Citadini, de la Parroquia Nuestra Señora de Luján de El Bolsón contó el difícil momento vivido y dijo haber sentido impotencia y un dolor moral y espiritual muy grande, " Ellos imponen, dicen y ponen condiciones nada más, no vi en ningún momento oportunidad de dialogar", dijo y agregó que el mensaje que dieron fue: "Somos poderosos, no nos importa nada, detengan el desalojo de Mascardi"
El párroco que vivió los violentos hechos el viernes pasado, cuando un grupo de encapuchados ingresó a la parroquia Nuestra Señora de Luján en El Bolsón sostuvo que "fueron señores en todo momento de la situación, eso me soprendió", dado que según consideró tenían todo claramente planificado.
Expresó el dolor de que tocaran un símbolo muy querido para la comunidad y que una vez más "El Bolsón en lugar de ser un lugar de paz, encuentro, relax, otra vez salga con conflictos sociales de alto nivel en estos tiempos de crisis". Resaltó que esto lastima la identidad del pueblo.
Citadini reconoció que el dolor más grande fue por el sacrilegio, "por un lugar sagrado y querido de tantas generaciones". Remarcó que la sede parroquial tiene más de 70 años al servicio de esta comunidad, por la que han pasado muchas personas a rezar o celebrar momentos hermosos de su vida, como Bautismos, Casamientos, Comuniones y verlo en un ratito "ensuciado, el Santísimo tirado en el piso, ha sido un dolor moral, espiritual muy grande".
Contó que lo agredieron cuando quiso llamar a la policía y "gracias a Dios pude salir, no estuve dentro con ellos" y el fraile que quedó, según señaló, es de carácter más pacífico y "no lo agredieron, simplemente lo retuvieron".
Citadini estaba cuando ingresaron las dos mujeres pidiendo un baño y permaneció los primeros 15 o 20 minutos, cuando entraron una docena encapuchados y con violencia ocuparon la iglesia. "No te preocupes tenemos todo preparado, tranquilizate, eran las palabras que me decían , pero yo sabía que no eran gente pacífica", expresó..
Explicó que el motivo de la ocupación era bloquear la audiencia donde se tocaba el tema de la ocupación en el predio del obispado en Mascardi y solicitaron diálogo con el obispo de San Isidro, "pero ni siquiera les importó. Cuando lograron su objetivo se retiraron solos del templo".
Contó que fue el tercer episodio que sufre la comunidad diocesana, primero en la Catedral, hará hace un año y medio en la parroquia San Francisco, del Ñireco, y luego el viernes pasado en El Bolsón. "Es el tercer episodio, cada vez más violento", resaltó.
"No son gente de diálogo, ellos imponen, dicen y ponen condiciones nada más, no vi en ningún momento oportunidad de dialogar", dijo y consideró que el mensaje que querían dar es: "estamos vivos, somos poderosos, no nos importa nada, los medios cubrieron todo esto, detengan el desalojo de Mascardi, ese fue el mensaje claro que dieron".
Comentó que la comunidad hizo donaciones y hay personas que se quieren ofrecer para trabajar en la restauración. Explicó que hubo daños de pintura pero no roturas. Mancharon todo, bancos y paredes. "Estamos en campaña para poder tener otra vez nuestra iglesia hermosa y acogedora para lugareños y quienes nos visiten", expresó y la idea es reinagurarla con todo como corresponde el 8 de diciembre.
Dijo no poder identificarlos porque "son encapuchados, dejan ver solamente los ojos". Agradeció el acompañamiento de "incluso gente de otros credos y de comunidades mapuches que dicen no somos así, no nos reconocemos en estos métodos, gente que no cree y expresó que les dolió que tocaran estos símbolos".

Fuente: B2000
Incidentes en El Bolsón

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso