Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Rio Negro

Inquilinos esperan definiciones sobre la extensión del decreto que evita los desalojos

Bariloche.- El 31% de los inquilinos en Bariloche no pudo pagar el alquiler del mes de agosto y un 47% tiene deuda acumulada. Si bien aún no se firmó la prórroga desde la Unión de Inquilinos de Río Negro informaron que habrá novedades esta semana y según declararon fuentes gubernamentales se extendería hasta enero inclusive o marzo.

Pasan los días y gran cantidad de inquilinos siguen en la incertidumbre sobre la extensión del decreto 320 que congeló el precio de los alquileres, prorrogó los contratos y evitó los desalojos durante estos meses. El plazo vence a fin de mes y aún no se firmó la prórroga aunque tanto la ministra de Seguridad como el mismo Presidente anunciaron que será prorrogado en diferentes medios periodísticos. Sin embargo aún no hay certezas sobre el plazo final, que podría ser enero o marzo, según señalaron.
Roberto Díaz, de la Unión de Inquilinos de Río Negro, informó que según les trasmitieron habría novedades esta semana. "Lo ideal sería que sea hasta marzo para dar aire a los inquilinos para negociar en mejores condiciones los contratos, de este modo no estás obligado a quedarte en un lugar a precio vil", expresó.
El referente de la UIRN insistió en que la extensión del decreto permite un poco más de aire para recuperarse del endeudamiento o ir a un lugar donde se pueda pagar.
Al respecto, desde la organización informaron que el 31% de la gente no pudo pagar agosto en Bariloche, hay un 47% que tiene acumulada deuda, pero pudo pagar el mes pasado. "Casi la mitad de los inquilinos acumulan deuda, era desalojo fijo", expresó y comentó que incluso con el decreto en vigencia empezaron a llegar cartas documento a varios inquilinos, "totalmente descontextualizado". Contó que esto comenzó a darse desde este lunes reclamando lo adeudado, más intereses, algo que no se puede cobrar.
También dijo que muchos inquilinos se vieron expuestos a situaciones de violencia como la exigencia de entregar la vivienda si no se acepta el valor que se fija para el alquiler, aún cuando los montos deberían estar congelados.
Díaz afirmó que la extensión del decreto permite dar aire a esas familias que no pueden pagar el alquiler y que necesitan volver a insertarse laboralmente primero. Agregó que su prórroga da "una tranquilidad enorme, la gente estaba angustiada, no sabía a dónde ir".
Lamentó que, en promedio, para ingresar a una casa se deba abonar el equivalente a tres Salarios Mínimos Vitales y Móviles, unos 50.600 pesos. "En el caso de una casa o departamento chico de 20.000 pesos se piden 20.000 para ingresar, 20.000 de depósito, 20.000 para la inmobiliaria que, aunque sea ilegal, se lo quiere cobrar siempre al inquilino", precisó.

Fuente: B2000
Desalojos Alquileres

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso