Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Politica

Quieren crear el Programa de Industrialización en Origen del Gas Extraído en la Cuenca Neuquina

El diputado Carlos Coggiola (Democracia Cristiana) presentó un proyecto de ley para crear el Programa de Industrialización en Origen del Gas Extraído en la Cuenca Neuquina, iniciativa que contempla industrializar hasta el 20% del gas que se extrae en origen y la generación de un fondo para desarrollar proyectos estratégicos, entre ellos los que se destaca la reconversión de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) para producir fertilizantes nitrogenados y amoníaco.

En su articulado sostiene que el programa tendrá la potestad de gestionar fuentes de financiamiento internas y externas, fomentar la inversión privada, elaborar proyectos ejecutivos e impulsar obra pública que tenga por finalidad la industrialización del gas en origen.

Respecto al Fondo Provincial para la Industrialización en Origen del Gas de la Cuenca Neuquina, observa que el mismo tendrá una vigencia de 10 años y se conformará con recursos excedentes que surjan del diferencial que se obtenga entre los ingresos por regalías hidrocarburíferas estimadas en el presupuesto general y lo que de manera efectiva luego perciba la provincia durante el mencionado período fiscal.

Para ello dispone una fórmula escalonada en la cual durante los primeros tres años se asignará únicamente el 5% de dicho incremento para luego pasar al 10% en los siguientes tres años. En tanto, para los últimos cuatro, la iniciativa prevé elevar al 20% la asignación para su funcionamiento.

Sostiene en sus fundamentos que sólo una pequeña parte del crudo producido en la provincia se destila en origen, y el resto se envía a Mendoza y Buenos Aires. En el caso del gas, el sistema es similar y una parte del volumen extraído en territorio neuquino tiene la separación líquida en origen para luego ser derivado a Bahía Blanca para su fraccionamiento y comercialización a través de un poliducto.

A partir de estos datos, advierte que es de suma importancia poder comenzar a industrializar el gas de la cuenca neuquina en origen, no sólo para generarle un mayor ahorro de divisas al país, sino también para que en suelo neuquino quede un porcentaje mayor de la renta que generan sus recursos.

Respecto a la PIAP, destaca que un estudio de factibilidad determinó que la construcción de una planta de fertilizantes tendría un costo cercano a los 525 millones de euros y su puesta en marcha le permitiría producir hasta 2 millones de toneladas de fertilizantes al año, cifra potencial que debería ser evaluada en un contexto donde el país en un año como 2019 debió importar 3,2 millones de toneladas con un gasto estimado en mil millones de dólares.

Neuquén

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Neuquen deportes

Teclas de acceso