Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Policiales

Confirman la preventiva a uno de los imputados por balear al taxista Miguel Sisterna

Neuquén- Por pedido de la fiscal del caso Sandra Ruixo, un tribunal de impugnación confirmó la prisión preventiva a uno de los imputados por el hecho en el resultó herido de gravedad el taxista Miguel Sisterna.
Se trata de J.G., quien está acusado por los delitos de homicidio doblemente agravado, por el concurso premeditado de dos o más personas y por el uso de armas de fuego, en grado de tentativa, en concurso real con lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego, en carácter de coautor (artículos 80 inciso sexto, 41 bis, 42, 91, 45 y 55 del Código Penal).
La medida cautelar había sido impuesta por cuatro meses a partir del 1 de enero por una jueza de garantías y confirmada por un tribunal revisor.
Al momento de argumentar la necesidad de confirmar la extensión, la representante del Ministerio Público Fiscal explicó que persiste el peligro de entorpecimiento de la investigación por parte del acusado, ya que desde que sucedió el hecho fueron realizadas amenazas a algunos testigos con la finalidad de que no declaren.
En el caso hay otros tres hombres acusados: H.R.S y L.J.R.A, que se encuentran cumpliendo prisión domiciliaria, y F.N.P, sobre quien pesa una medida cautelar de prisión preventiva por el mismo período que J.G. Otros dos involucrados, C.N.F.S y L.C.E.C, fueron sobreseídos debido a que no se pudo acreditar que sean autores o partícipes del hecho.
De acuerdo con la investigación, el hecho ocurrió el pasado 7 de agosto cerca de las 16, cuando L.J.R.A, J.E.G, H.R.S y F.N.P, todos a bordo de una camioneta, emprendieron una persecución de un auto Citroën C3 en el que viajaban cuatro hombres. La fiscal explicó que habían tenido una disputa previa por la rotura de un vidrio de otro auto. Tras perseguirlos alrededor de seis cuadras, los imputados llegaron a la intersección de Cabellera del Frío y Casimiro Gómez. Desde allí, J.E.G y F.N.P, dispararon hacia los ocupantes del Citroën C3 al menos doce proyectiles de dos armas de fuego, una calibre 9 milímetros y otra calibre 380, de los cuales cuatro impactaron en el rodado. En ese momento, Miguel Sisterna ingresó a la calle Casimiro Gómez manejando un taxi en el que llevaba un pasajero. Un proyectil le impactó en la zona de la cara, produciéndole una grave herida. Tras efectuar los disparos, los imputados escaparon en la camioneta en la que se movilizaban.

cuenca xv

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Neuquen deportes

Teclas de acceso