Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Polideportivo

La mujer que quemó al deportista dice que lo hizo para evitar que golpearan a su marido

San Juan.- La mujer que quemó con agua hirviendo al deportista Juan Ignacio Castro (23) tras una discusión de tránsito le manifestó a su abogada que lo hizo para evitar que ese joven y el otro que lo acompañaba le pegaran a su marido. Esa es la versión que brindó ayer a este diario la defensora María Filomena Noriega, quien ya solicitó en el Tercer Juzgado de Instrucción que su clienta sea excarcelada o que se le conceda prisión domiciliaria puesto que padece depresión y toma medicación para sus problemas psiquiátricos. Isabel Regina Sosa Yacante se encuentra presa desde el último sábado en la comisaría 34ta. Según Noriega, la está pasando muy mal y por momentos llora sin parar.

La abogada explicó que ese día en el que ocurrió el problema, el miércoles de la semana pasada, Sosa Yacante, su marido y una chica que los ayuda se dirigían a Zonda, donde la pareja tiene una tienda de ropa. El auto Fiat Argo era conducido por el hombre. El drama comenzó en inmediaciones de Libertador y Galíndez, en Marquesado, Rivadavia, cuando "Juani" Castro y su compañero comenzaron una discusión con los ocupantes del auto. Ambos habían salido a andar en bicicleta para prepararse para la competencia "Ironman" y a esa hora volvían de Ullum. Allí intercambiaron palabras y, según el entorno de la detenida, Castro les pateó el Fiat Argo. Supuestamente los ciclistas habían acusado al conductor de que los había encerrado, mientras que desde la otra vereda deslizaron que ellos circulaban de manera incorrecta, impidiendo el paso de los automóviles.

Lo concreto es que la cosa no terminó ahí, pues la pareja de Sosa Yacante paró el auto más adelante (a la altura de la YPF de Marquesado) y allí se produjo lo más grave. La versión de Noriega indica que los dos muchachos se abalanzaron sobre el marido de su clienta y que ella se asustó mucho por sus imponentes físicos entrenados. Que los habló para calmarlos pero que como no dejaban de hacerle frente y empujar a su pareja, le salió arrojarles agua hirviendo que llevaba en un termo. "Me dijo que lo hizo para amedrentarlos, para que no le pegaran a su marido. Trató de defenderse", expresó la abogada. Por otro lado comentó que Sosa Yacante es una "buena mujer", una "trabajadora común" que "no tiene antecedentes".

"Juani" está mejor y su madre, indignada

"Juani" Castro se sometió ayer a una segunda intervención de curaciones profundas que, por el dolor, se hacen bajo anestesia total. Lo que hacen los médicos es raspar las heridas y hacer cortes para favorecer el drenaje. "Está estable, evolucionando bien y de buen ánimo", dijo anoche María, la madre. Por otro lado, opinó sobre la versión de Noriega: "Es ridículo y absurdo lo que dice, no tiene ningún testigo que corrobore lo que dice". Y agregó, con bronca: "Él (por el marido de Sosa Yacante) estaba con un fierro en la mano y mi hijo no tenía nada, entonces no sé a quién pretendía defender". "Si tiene problemas psiquátricos no tiene que estar en la calle, indudablemente ha demostrado que es peligrosa", disparó. Castro tiene el 10% del cuerpo quemado (las partes más afectadas son las piernas, genitales y torso) y, según su familia, el médico legista constató "lesiones gravísimas". Ellos pretenden que Sosa Yacante sea juzgada por "tentativa de homicidio".

san juan

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Neuquen deportes

Teclas de acceso