Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Nacionales

Tras el escándalo, compran 20 millones de carnets para certificar quiénes recibieron las vacunas

Luego del escándalo que se desató después de que se conociera que algunos allegados al oficialismo pudieron acceder a dosis de la Sputnik V, a pesar de que todavía no les correspondía según el calendario de vacunación, el Gobierno aprobó la compra de 20 millones de carnets para certificar quiénes se inmunizaron contra el coronavirus. La medida fue anunciada a través de la Resolución 7/2021, publicada este lunes en el Boletín Oficial.


Se trata de una de las primeras decisiones administrativas que firmó Carla Vizzotti, aunque en el documento aparece todavía como secretaria. El nuevo cargo lo asumió el sábado tras la renuncia de Ginés González García, quien abandonó el Gabinete envuelto en la polémica generada por las declaraciones del periodista Horacio Verbitsky.
Puntualmente, las autoridades nacionales confirmaron la adquisición de veinte millones de carnets de vacunación de dos empresas que ganaron el concurso correspondiente, por un monto total de 30.940.000 pesos.
El Poder Ejecutivo señaló que, con estos elementos, el sistema sanitario podrá “contar con un documento personal e intransferible que permita certificar la vacunación y que verifique que se ha completado el esquema adecuado, colaborando en la disminución de errores programáticos y facilitando el registro”.
La compra de los mismos fue solicitada por la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, por lo que se abrió un concurso a través del Sistema Electrónico de Contrataciones “COMPR.AR”, el cual finalizó el 18 de enero pasado.
Se presentaron un total de diez empresas que estaban interesadas en el negocio: Gráfica Latina S.A.; Melenzane S.A.; Papiro Color S.A.; Arcángel Maggio S.A.; Javier Hernán Pérez Romero; Balbi S.A.; Grupo Galleries Review S.R.L.; Instituto de Publicaciones y Estadísticas S.A.; Latin Gráfica S.R.L., y Ramón Chozas S.A.
Luego de analizar todas las ofertas, el mencionado organismo elaboró el correspondiente Informe Técnico, en el que recomendó desestimar las propuestas de Latin Gráfica, Balbi, Grupo Galleries Review, Ramón Chozas y del Instituto de Publicaciones y Estadísticas porque “no se ajustaban a las condiciones requeridas en el pliego”.
Por el contrario, la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles recomendó “la adjudicación de las ofertas de las firmas Javier Hernán Pérez Romero (parcial), y Gráfica Latina S.A. (parcial), por ser válidas y convenientes”.
De esta manera, a la primera de esas empresas se la contrató para adquirir un total de 2 millones de certificados por un monto de $3.040.000, mientras que la segunda de ellas se haría cargo de las 18 millones de unidades restantes a cambio del pago de 27.900.000 de pesos.
La compra de estos carnets ya había sido definida en la Resolución 2883/2020, firmada en diciembre del año pasado por el entonces ministro de Salud, González García, que estableció el “Plan Estratégico para la Vacunación Contra la COVID-19″.
Luego de que la primera tanda de las 300 mil dosis de la Sputnik V llegaran al país, el Gobierno comenzó a organizar la campaña de inmunización de la población, la cual se realizaría “en forma escalonada y progresiva, de acuerdo con la priorización de riesgo y la disponibilidad” de las inyecciones.
En ese momento, el Ministerio se comprometió a proveer a todas las provincias argentinas de las vacunas que se encuentren autorizadas, como así también las jeringas, agujas, descartadores y carnets de vacunación.
El operativo comenzó y la cartera de Salud inició el trámite para adquirir todos los elementos necesarios, pero el escándalo por el denominado “Vacunatorio VIP” terminó con el pedido de renuncia por parte del presidente Alberto Fernández hacia González García.
Fue así como Vizzotti quedó al frente de la campaña y solo ella firmó la Resolución publicada este lunes, una de las primeras decisiones que tomó estando en el cargo, junto con la de autorizar con carácter de emergencia la vacuna de Sinopharm, producida en China.
Será el cargamento más grande de dosis que el Gobierno va a traer al país desde el inicio del plan de vacunación: un total de un millón que, como se aplican en dos tandas, podrán inmunizar a 500 mil personas.
“Es decisión del Presidente que llevemos adelante el plan de vacunación más grande de nuestra historia con la mayor celeridad y ofreciendo a cada argentino y argentina la tranquilidad de que todas las vacunas se administren de acuerdo a precisos criterios sanitarios”, destacó Vizzotti tras asumir al frente del Ministerio.

Vacunación contra el COVID

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso