Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Nacionales

La mujer que era buscada no está embarazada, investigan una maniobra para estafar al Estado

La investigación en torno a la presunta desaparición de Sandra Carabajal Sepúlveda, la mujer que fue buscada intensamente en La Plata y que fue encontrada en lo de una familiar, tomó un nuevo giro sorpresivo.
El marido de ella, Sebastián Martínez, había asegurado al momento de realizar la denuncia por averiguación de paradero que su pareja estaba embarazada de 8 meses. En su relato a las autoridades, incluso había dicho que Carabajal Sepúlveda podía haber sido secuestrada, algo que quedó descartado cuando la hallaron horas después en la casa de una tía, en La Paternal.
Carabajal Sepúlveda (40), madre de dos hijos, declaró ante el fiscal del caso, Marcelo Romero, titular de la UFI N° 6 de La Plata. En esa conversación le dijo al representante judicial que había perdido a su bebé, pero no sabía de qué forma. "Solo nos dijo: ‘Tuve pérdidas, ya no tengo más a mi bebé’”, dijo Romero a Infobae.
A la mujer le realizaron estudios psiquiátricos y ginecológicos. Los resultados de estos últimos estuvieron listos en la madrugada de hoy y desmintieron lo que había afirmado Martínez. “Todo fue una falsedad, ni siquiera está embarazada. Está ubicada en tiempo y espacio, o sea que psiquiátricamente está estable, puede declarar cuando yo lo decida”, sostuvo Romero.

Los resultados clínicos y el testimonio de la mujer dejaron desconcertados a los investigadores. Mientras se evalúa la situación judicial de la pareja, una fuente judicial compartió con Infobae una hipótesis que manejan por estos momentos: armar un relato para justificar una eventual acción por daños y perjuicios contra el Hospital público San Martín y, por consecuente, el gobierno bonaerense.
De acuerdo a la denuncia de Martínez, a las 7:45 de la mañana del jueves se dirigió junto a Carabajal Sepúlveda al Hospital San Martín de La Plata con el objetivo de solicitar un turno para la cesárea que su obstetra ya le había autorizado. Cuando llegaron les dijeron que la recepcionista llegaba más tarde y que debían esperarla; Martínez aprovechó para ir a fumar un cigarrillo al patio y Carabajal Sepúlveda para ir al baño. A las 8:02, sonó el teléfono del hombre y vio en la pantalla que quien lo llamaba era su mujer: “Ayudame, me están llevando. Ayudame”, escuchó Martínez, quien entonces ingresó al hospital y ya no encontró a su mujer. Nunca la volvió a ver, según indicó.
Su testimonio generó dudas inmediatas. “Hay cosas que no cierran. A esa hora tenemos chequeado que había empleados y al menos dos de seguridad.
Tras horas de incertidumbre, el seguimiento de las activaciones del teléfono de ella a través de celdas fue clave para encontrarla. El aparato se activó cuatro veces entre las 9:57 y las 10:40 del jueves en las zonas de Constitución y San Telmo. La Policía Bonaerense detectó el domicilio, una casa en la calle Añasco al 2500, donde personal de seguridad ingresó y la esperó hasta las 17:30 cuando regresó junto a la dueña de la vivienda.
“Por el seguimiento de cámaras pudimos ver a la mujer en momento acompañada de su hermana, de su padre, yendo a hacer las compras”, indicó Romero a este medio.
Carabajal Sepúlveda fue trasladada a la DDI de La Plata, donde en las últimas horas fue indagada por el fiscal. Tras su declaración quedó en libertad, al igual que su esposo, quien posee antecedentes penales que llamaron la atención de los investigadores: está imputado por abuso sexual agravado contra la hija de una ex pareja y fue denunciado en 2015 en un juzgado de paz en Berisso por violencia familiar.
Por lo pronto, Carabajal Sepúlveda y Martínez permanecerán libres. El fiscal Romero está evaluando y recopilando información para establecer o no una eventual imputación por falso testimonio y falsa denuncia (ambos delitos excarcelables), aunque este último caso no cabría para la mujer, ya que ella no fue quien efectuó esa denuncia.

Fuente: Infobae
la plata estafa

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Teclas de acceso