Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Nacionales

Honda pide permiso para fabricar los últimos autos en el país

A días de que se inicie una nueva fase de la cuarentena y mientras muchas empresas están esperando la autorización para volver a la actividad, hay una que merece especial atención. Se trata de la automotriz Honda, radicada en la localidad bonaerense de Campana. Esta compañía había anunciando el 13 de agosto del año pasado la decisión de dejar de producir autos en el país para concentrarse, exclusivamente, en la fabricación de motos, tal como adelantó ese día. Un par de horas más tarde, la terminal confirmaba la información a través de un comunicado oficial. En el mismo se aclaraba que el cese de la producción en ese establecimiento no sería inmediato. Directivos de la empresa explicaron que, según la estrategia definida en Japón, se seguiría fabricando hasta mayo del 2020 el modelo H-RV para cumplir con entregas ya comprometidas.

Todo transitaba con total normalidad hasta que la pandemia obligó al Gobierno a disponer el cierre de todas las fábricas –salvo las actividades esenciales – desde mediados de marzo. Esto hizo que la terminal no pudiera concluir con el programa de producción previsto antes del cierre de la línea destinada a ese SUV en su planta. El hecho es que hoy ya se está avanzando en mayo sin precisiones sobre cuándo será la reapertura industrial.
En este contexto, la automotriz japonesa solicitó al municipio de Campana la autorización para volver a producir y concluir con los planes anunciados. Este permiso necesita superar distintas etapas, como el visto bueno de la provincia de Buenos Aires. La idea de la compañía es poder completar el plan de producción establecido. Esto no demandaría demasiada logística ya que se trata de pocas unidades de H-RV – se estiman menos de 300 – para las cuales ya tienen, en depósitos propios, todas las autopartes necesarias para hacerlo. El problema es que por tener pendientes una producción tan reducida, cada día que se demora se complica más su plan de salida del país en el rubro de los autos. Tanta incertidumbre pone el foco en si se justifica esperar una decisión del Gobierno o se hace un cambio de planes. Por el momento, se descarta una decisión en otro sentido y se apuesta a poder cumplir con lo prefijado.
El fin de la producción de este modelo no se debe a la conyuntura económica del país sino a un cambio estratégico de la compañía para la región de concentrar la actividad industrial en Brasil. El modelo que por el momento sale de ese establecimiento también se produce en ese país. El objetivo principal de su radicación en la Argentina era la exportación hacia el mercado brasileño que, coincidentemente con el lanzamiento de la H-RV, entró en una fuerte recesión y demandó menos unidades de las esperadas. Se pensaban colocar el 70% de las unidades producidas. También, la estrategia de la empresa de duplicidad de plataformas a ambos lados de la frontera no fue la mejor. Las automotrices exitosas tienden a producir un modelo en un sólo país para exportar al resto.
En 2011, la automotriz japonesa había inaugurado la planta en Campana, después de un período de incertidumbre debido a que no se terminaba de consolidad el proyecto. El modelo elegido para iniciar la producción fue el sedán City perteneciente al segmento de los autos chicos. Las estimaciones iniciales de producción nunca se alcanzaron debido a que el vehículo no tuvo la aceptación esperada tanto en el mercado interno como en el brasileño. Comenzaba a cambiar el gusto de los consumidores que empezaban a preferir los SUV.
Esa mala decisión empresaria hizo que, unos años después, se decidiera discontinuar la fabricación del City para desembolsar una nueva inversión para el H-RV en 2015. Este vehículo fue una apuesta fuerte pero tampoco llegó a los niveles esperados.
La economía argentina no pasaba por el mejor momento, sumado a que la recesión en Brasil se profundizaba. La aparición de numerosos competidores en ese segmento hizo que fuera perdiendo terreno. De un estimado de 15.000 unidades anual de producción, terminó fabricando 8.000. Eso hizo que la terminal dispusiera suspensiones de personal en distintos momentos
En 2006, Honda había inaugurado una fábrica de motos en Florencio Varela que, unos 10 años después, decidió cerrar para concentrar toda su actividad en Campana. A partir de ahora, se especializará en este tipo de productos y abastecerá el segmento de los autos a través de la importación.

Fuente: Ambito
Automotriz autos honda Concesionaria

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso