Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Nacionales

Cuarentena: el "pan en casa" hizo caer las ventas un 50%

El precio del pan se mantiene estable desde marzo, cuando se dio inicio a la cuarentena obligatoria en todo el país, a $120 el kilo. Sin embargo, el consumo ha caído en un 50% debido a que la gente optó por elaborar el pan en sus hogares para abaratar costos.
Con o sin conocimientos de panificados, muchos mendocinos decidieron comprar harina y levadura y poner "manos en la masa".
En un principio influyó la pandemia, ya que la gente no podía salir de sus casas y ocupaba su tiempo libre en cocinar. Ahora, la modalidad continúa y parece que llegó para quedarse.
Preocupación en el sector
Cristian Di Betta, titular de la Cámara Empresarios Panaderos (CEPA) , manifestó que "el sacudón que ha sufrido el sector ha sido considerable". Asimismo, admitió que los precios se mantienen desde marzo, pese a que la harina ha aumentado un 15%.
"No solo no vendemos al público en general sino que hemos perdido importantes proveedores como las escuelas, los hoteles y varios café, lo que ha hecho que el sector se resienta demasiado. Son varias las panaderías que han tenido que cerrar sus puertas y, muchos otros sitios no habilitados que surgieron por la necesidad misma", contó.

Juan Pedro Castillo, de la Asociación de Panaderos de Mendoza también manifestó su preocupación por la realidad del sector e hizo foco en la cantidad de personas que han comenzado a realizar pan y lo venden desde la clandestinidad, provocando cierres de locales y demás.
Ante esto, se ha decidido lanzar un pan familiar con un precio económico de $49, la idea es reactivar la situación. "Se trata de una pieza de medio kilo que podrá ser adquirida en todas las panadería asociadas a la Cámara. Respecto al valor del pan, que tiene un peso de medio kilo, la gente ahorra un 20%. La idea es que la promoción tenga vigencia hasta fines de setiembre", contó Di Betta.
"Hace tiempo que la gente no compra por kilo sino por monto de dinero y, cada vez se observa más que el poder adquisitivo disminuye. Entonces hay clientes que van con $30 y sólo les aclanza 5 bollitos y son 6 los integrantes de la familia. Para esas personas hoy lanzamos este pan económico, para que no se priven de este alimento esencial en sus mesas", manifestó.
El gusto de hacer pan en casa
Armando es uno de los que, sin consumir pan con frecuencia, más que lactal para el desayuno o la mediatarde, optó po comprarse la máquina amasadora y hoy disfrutar del placer de comer pan a la hora que quiera.
"La compré hace unos meses, estaba solo en casa, y como veía que todos amasaban decidí incursionar en ese ámbito y adquirí mi máquina, la cual al principio la usaba constantemente y, ahora, de vez en cuando. Lo bueno es que en tres horas tengo pan caliente en casa sin necesidad de salir", aseguró el hombre.
El aparato tiene un costo que ronda los $10.000, no es para cualquiera, pero sí para los que disfrutan de los buenos placeres. "He realizado panes de todos los gustos y sabores, incluso, hice un pan que sólo llevó como líquido cerveza y dejó a todos con la boca abierta", contó Armando.
"Ahora me mido para elaborar, lo hago cuando viene mi hijo los domingos y se lleva varios, o cuando vienen amigos. También dejé de ir al super para comprar pan lactal ya que ahora lo elaboro yo y me ahorro una fortuna porque con $35 (que es lo que me cuesta el harina) puedo hacer varios", manifestó.
Carmen es otra de las personas que optó por hacer el pan en la casa: "Comencé para probar y por aburrimiento ya que al estar todo el día en la casa disponía de tiempo y hoy sigo haciendo, pero con menor frecuencia. Lo que más me gustó, más allá del sabor del pan recién horneado, es lo que uno ahorra".
Consumo de harina, estabilizado
Si bien el boom por hacer el pan en la casa se viene observando desde el inicio de la pandemia, en las últimas semanas la modalidad mermó un poco. Al menos así lo explicó Rubén David, dueño de un mayorista, que manifestó estar sorprendido con la situación.
"El precio de la harina se conserva, es decir, ronda entre los $36 y los $45, sin embargo, en la última semana se ha notado una caída en la compra de premezclas, es decir, la gente no está llevando tanto esos productos para elaborar en casa porque muchos ya regresaron a sus trabajos y el tiempo disponible es otro, sin embargo, el comsumo sigue estando elevado", comentó el empresario.

Fuente: el sol
PAN consumo venta

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso