Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Nacionales

COVID-19: cómo será la vacuna triple viral que se investiga en la Argentina

La Argentina será uno de los países participantes en un ambicioso estudio cuyo objetivo a largo plazo es encontrar una vacuna anual que pueda mitigar los efectos de las tres enfermedades infecciones respiratorias más mortales: coronavirus, la gripe o influenza y la bronquiolitis. Del estudio global también participan EE.UU., Canadá, Finlandia, Japón, Sudáfrica y Países Bajos, entre otros.

A través del proyecto Vacuna 60 (www.vacunas60.com), el Hospital Militar de Buenos Aires ya abrió la inscripción para quienes quieran participar como voluntarios en el ensayo de Fase 3 de la vacuna contra el virus sincicial respiratorio (el principal responsable de la bronquiolitis), que comenzará en noviembre. Este es el auspicioso primer paso de la investigación, ya que el desarrollo de ese antiviral abre la puerta a una vacuna más ambiciosa, capaz de prevenir o mitigar los efectos de tres virus en simultáneo. El estudio científico está coordinado por el médico pediatra Gonzalo Pérez Marc, mientras que el infectólogo Fernando Polack forma parte de “la mesa de discusión del estudio y del diseño”.

En diálogo con Infobae, el médico pediatra Gonzalo Pérez Marc, el investigador principal del estudio de Fase 3 que se lleva a cabo en la Argentina, resaltó: “La pandemia nos ha dejado muchas cosas positivas, una de ellas es la aceleración en las investigaciones de vacunas capaces de combatir los virus respiratorios, un proceso que habitualmente duraba de 6 a 10 años, se ha acelerado muchísimo. Pudimos lograr análisis de eficacia en menos de un año o en dos años en procesos que son largos”.

Entusiasmado por los resultados, el especialista explicó: “Eso ha derramado en el proceso de búsqueda para frenar otros virus respiratorios, aprovechar la experiencia con las vacunas ARNm, sus nueva plataformas que han funcionado excepcionalmente bien y se adaptan a nuevas variantes del coronavirus”. Pérez Marc destacó que el objetivo es aplicar esta innovación a otras dos grandes afecciones respiratorias virósicas: la gripe, que si bien ya se previene con una vacuna, el objetivo es aumentar la eficacia que actualmente no es tan alta, y en especial, el virus respiratorio sincicial (VSR). “La gran deuda de la medicina, es una vacuna contra este virus, en especial por ser la principal causa de mortalidad en niños en el mundo, y además es uno de los causantes de la gripe en adultos mayores, que generan un estado de base que luego puede agravarse por neumonía o desencadenar un infarto”, manifestó Pérez Marc.

“De acá a dos, tres años vamos a probar la vacuna triple viral. Los tiempos se han acortado muchísimo, antes pensábamos en un tiempo de 15 años para este tipo de vacunas. No nos damos cuenta pero estamos viviendo una revolución de los virus en general y de los respiratorios en especial, la pandemia modificó el panorama en cuanto al estudio de las infecciones respiratorias de origen viral”, relató con Pérez Marc, y agregó: “Tenemos que estudiar por separado, primero el virus sincicial respiratorio en adultos mayores y en paralelo, aumentar la eficacia de las vacunas contra la gripe”.

La Argentina formará parte de este estudio que tiene perspectiva mundial y del que participan EE.UU., Canadá, Finlandia, Japón, Sudáfrica y Países Bajos, entre otros. En el análisis local, estiman trabajar con al menos 3.000 personas a partir de noviembre, la cifra surge de los voluntarios que se presenten y queden elegidos. Buscan adultos mayores de 60 años sanos, sin enfermedades graves.

Pérez Marc detalló: “Antes las vacunas ARNm se utilizaban a baja escala, el COVID-19 las puso en el primer plano mundial, quedaron muy validadas porque son plataformas fácilmente adaptables, muy seguras en cuanto a los efectos adversos a corto plazo y tienen tecnología muy depurada, se pueden producir a gran escala y adaptarla a diferentes enfermedades con eficacia altas, en virus respiratorios estábamos acostumbrados a eficacias cercanas al 70%, en cambio ahora se llegó al 90, 95%, eso es altísimo”.

En cuanto al estudio, la Fase 3 del ensayo de la vacuna para el VSR, que ya entró en etapa de inscripción, empezará en noviembre y se empezará con voluntarios adultos, los resultados del análisis pueden demorar “de uno a tres años, obviamente habrá resultados preliminares, y en paralelo se investigará la vacuna de la gripe, aumentar la eficacia contra la influenza también es clave para el próximo paso que será la combinación de vacunas”, dijo Pérez Marc, el investigar principal del estudio que trabaja en equipo con Polack, quien está a cargo de la organización y diseño general.

“Estamos trabajando en eso. Los estudios hasta ahora de lo que son la Fase 2 de estas vacunas de ARNm son muy exitosos. En Argentina lo que se va a hacer es la Fase 3, que es lo mismo que en su momento hicimos con Pfizer, y que probablemente lo van hacer varias compañías que están viniendo. En un par de meses habrá vacunas contra el sincicial respiratorio (VSR) para probar en Fase 3, las mismas que que en Fase 2 funcionaron fuera de toda imaginación”, adelantó Polack.

vacunacion Covid19

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Neuquen deportes

Teclas de acceso