Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Espectaculos

Heredó 9 millones de dólares pero no quiere cumplir la única condición que le pusieron para cobrarlos

Una mujer australiana heredó de su padre casi 9.000.000 de dólares, pero debe cumplir con una condición: tiene que conseguir un trabajo. En caso de no lograrlo, también puede optar por ofrecerse como voluntaria en alguna actividad que contribuya a la sociedad.

Clare Brown, residente de la ciudad de Sydney por lo que se presentó a la Justicia para impugnar la última solicitud de su padre ya que se niega a cumplir con esa cláusula.

Como argumento, la mujer alega que padece de TDAH de alto funcionamiento (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) algo que le impide mantener un trabajo a largo plazo.

En declaraciones al programa estadounidense “A Current Affair”, Brown le rogó a su familia los exactamente 8.355.539 de dólares que le quedaron de la fortuna de su padre: “Denme lo que es mío por derecho. Estoy sufriendo”.

Y alterada agregó: “¿Pueden por favor dejar de decir ‘consíguete un trabajo’? Eso no va a suceder”.

Brow tuvo una infancia y adolescencia privilegiada ya que su padre fue un exitoso corredor de bolsa y acumuló una gran fortuna a lo largo de su vida. Aun así el hombre quiso enseñarle el valor del dinero a su familia.

Con ese objetivo cuando la mujer se independizó y fue a vivir sola, su padre le concedió una asignación semanal de “solo” 500 dólares semanales, lo que equivale a unos 348 dólares, una suma muy superior a lo que podría ganar un trabajador promedio.

A pesar de esto, a Brown esa cifra no le alcanzaba para cubrir sus gastos y decidió pedir beneficios sociales del gobierno ya que, según su testimonio, su padre “seguía presionándola” y “abusaba financieramente” de ella.

Con la muerte de su padre, la mujer afirma que está en una situación desesperante porque ya no percibe la asignación semanal.

Ahora vive gracias a la asistencia social que recibe su esposa, Lauren, mientras crían a su hija de un año en Mount Druitt.

La pareja de Clare sostiene que su diagnóstico de TDAH le impide completar incluso con tareas cotidianas y necesita recordatorios hasta para hacer cosas simples como comer.

Aunque este padecimiento es un gran obstáculo para realizar cualquier tarea laboral no es que Clare no lo haya intentado. Entre sus trabajo previos figuran trabajar a tiempo parcial para la empresa “Autism Australia” y un período muy breve como barista (especialista en café), en el que solo duró una hora.

Un primo de la mujer fue quien decidió hablar sobre la situación y aseguró que Clare usa su condición como excusa y que sus esfuerzos son “vergonzosos”.

El hombre consideró que con su denuncia a la Justicia Clare traicionó la confianza de su padre muerto y no aceptó sus últimos deseos.

“Nos gustaría que consiguiera un trabajo y contribuyera a la sociedad. Estamos desesperados por que corrija su vida. No hemos hecho nada más que amar a Clare”, cerró.

Insolito viral dolares

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Neuquen deportes

Teclas de acceso