Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Actualidad

UNICEF alerta que a fin de año el 60% de los niños argentinos podría ser pobre

Seis de cada diez chicos y adolescentes quedarán incluidos en el índice de pobreza para fin de año, según una proyección de UNICEF Argentina difundida este miércoles.
El panorama es dramático: el índice de pobreza entre menores de edad trepará al 58,6% hacia fines de 2020 y la cantidad de chicos y adolescentes afectados ascenderá a 7,7 millones, 700 mil más que en la actualidad.
La crisis económica que afecta al país, agravada por la pandemia del coronavirus, será el principal factor que aumentará en forma significativa la cantidad de personas que apenas consiguen ingresos para cubrir las necesidades básicas.
El cálculo surge de una encuesta anterior difundida hace un mes, en conjunto con las proyecciones efectuadas por el Fondo Monetario Internacional respecto del impacto de la pandemia.

De acuerdo con la estimación del Fondo, la economía argentina tendría este año una caída del 5,7% apenas por debajo del 5,9% que proyectó en 2019.
Recién en 2021 habría una mejora de la actividad, con aumentos que oscilarían el 5%, siempre que los efectos de la pandemia no persistan.
Para UNICEF, la pobreza crece en forma preocupante cuando los chicos y adolescentes viven en hogares donde la persona adulta de referencia está desocupada (94,4%), con un trabajo informal (83,9%), con bajo clima educativo (92,9%), migrantes internacionales (70,8%) o cuando la cabeza de la familia es una mujer (67,5%).
Luisa Brumana, representante del organismo en la Argentina, consideró: "Los datos nos muestran que el COVID-19 impacta con más fuerza en las poblaciones vulnerables, amplía las brechas de inequidad que ya había en el país y aumenta los niveles de pobreza entre las niñas, los niños y adolescentes, las victimas ocultas de la pandemia".
"Preocupa la combinación de elevados niveles de pobreza monetaria y estructural. Si los niños y niñas residen en viviendas inadecuadas o están hacinados, es difícil aplicar medidas de contención efectivas", agregó.
Para afrontar la situación y según un proyecto de Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de la organización, el Gobierno debería continuar con la implementación de un bono extraordinario de $3103 a titulares de AUH y la asignación por embarazo.
"La protección de ingresos de los sectores más vulnerables implicó un aumento presupuestario significativo, de $514 a $650 mil millones: equivale al 2% del PBI estimado para 2020. Si se incluyen otros programas de apoyo laboral o productivo, como la Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción y los programas de créditos, se estima que las respuestas frente a la pandemia llegarían a los 3 puntos del PBI", señala el informe.
Además, el organismo plantea ampliar la base de los programas de protección social, como la AUH, la Asignación por Embarazo y la Tarjeta Alimentar.

Fuente: /TN
pobreza pandemia Unicef

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso