Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Actualidad

Rescataron un gato montés juvenil en Aluminé

Aluminé es noticia nuevamente por el rescate de un joven gato montés (Leopardus geoffroyi) que quedó atrapado en trampas metálicas. Una vez más la comunidad demuestra la gran red de personas que piensan la atención y contención de la fauna silvestre.
El animal fue víctima de dos cepos que le produjeron graves heridas al prenderse uno en cada pata trasera. Esto sumado al cuadro de hipotermia generado por las bajas temperaturas y las horas que permaneció inmóvil en la nieve, le generó un estado crítico de salud.
El pasado jueves 9 de julio, una vecina del paraje de Abra Ancha avisó al equipo de Guardafaunas que había encontrado un Gato Montés atrapado en dos trampas que ella había ubicado para capturar a un ejemplar de Visón Americano –mamífero exótico que también visita gallineros–. Sin embargo el hallazgo fue otro, el felino correspondía a un macho joven muy delgado que debe haberse visto forzado a acercarse a asentamientos humanos para buscar comida. Según comentó la vecina, el mismo Gato Montés ya le había atrapado gallinas antes.
Ante el aviso se hizo presente Martín Salazar, de la Dirección Provincial de Fauna, la veterinaria de la Reserva Natural Urbana Quilquelil, Carolina Marull, que cuenta con una vasta experiencia en manejo de fauna silvestre y el Director del Museo municipal El Charrúa, Titi Ricciuto, siempre disponible para estos desafíos.
Se encontró al Gato Montés con graves heridas en sus dos patas traseras y en estado de hipotermia. Fue sedado y medicado en el mismo gallinero usando instrumental y medicamentos provistos por la veterinaria Gilda Vallejos. Luego fue trasladado a la casa de Titi, la cual ya ha sido refugio de animales silvestres para rehabilitarlos y devolverlos a su hábitat natural.
Con un pronóstico desalentador y bajo un suministro de medicamentos con suero, luego de 24 horas críticas el Gato Montés se comenzó a despertar sin mostrar agresividad y aceptando la carne que se le ofreció. Si bien ha tenido una rápida recuperación clínica, el pronóstico sobre la motricidad de sus patas traseras es reservado.
Entendiendo que su recuperación en parte depende de que se sienta tranquilo, se construyó en una habitación de la casa de Titi un “ambiente enriquecido” que, según explica él mismo “consiste en llevarle un poco de su entorno natural y minimizar de esa manera el estrés del encierro en un lugar desconocido. Coirones, tierra, piedras y troncos, forman parte hoy de su nueva casa hasta su posible liberación, decisión que deberá tomarse más adelante y la cual dependerá de que se encuentre totalmente reestablecido”.
Este 12 de julio comenzó a desplazarse con dificultad debido al estado de sus patas pero con buen ánimo y bastante apetito, recorre con curiosidad el ambiente construido para él, ya no usa en canil, y hace uso de los recursos provistos. Aunque su porte y expresión proyecta ternura e inspira acariciarlo, los cuidadores nunca se olvidan de la ferocidad de su carácter y que se trata de una especie silvestre que, para volver a su hábitat natural, no debe acostumbrarse al contacto humano.

Gato Montés

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso