Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Actualidad

¿Por qué se escucharon tantas sirenas anoche en el bajo?

Anoche, pasadas las 22:00 hs. Varios vecinos del bajo neuquino notaron un importante movimiento de autobombas que partieron raudamente del cuartel central de bomberos. No se trató de un evento de suma importancia, sino que la significativa movilización de personal obedeció a dos asistencias diferentes con tan sólo 5 minutos de diferencia entre una y otra.
El primero de los eventos fue denunciado a las 22:18 hs. Y daba cuenta de un incendio de basura y autopartes en Raihué al 1630 de barrio Limay. Aquí, el propietario de un precario taller de chapa y pintura, había hecho un asado en una parrilla tipo chulengo que estaba ubicada en el patio de su vivienda y mientras cenaba, las brazas que el vecino no tuvo la precaución de apagar, alcanzaron un montículo de residuos voluminosos y luego una pila de piezas de automóviles.
Al llegar el autobomba al lugar se encontró con que la potencia del fuego era realmente importante, principalmente, porque entre los residuos incendiados había restos de pintura. Rápidamente se logró la extinción del foco ígneo, justo a tiempo antes de que las llamas alcanzaran el taller que estaba repleto de material inflamable.
La segunda emergencia fue comunicada al cuartel central a las 22:23 hs. y obedecía a un incendio de pastizales y basura en inmediaciones de la esquina de las calles Río Uruguay e Islas Malvinas, al lado de la toma ubicada a la vera del Río Neuquén.
El comisario Bonifacio Calfuqueo, jefe de bomberos, informó a este medio que aún no tienen la confirmación de cual fue el origen de este incendio, pero detalló que el personal se apresuró a extinguir las llamas que, avivadas por el viento imperante en ese momento, estaban a puto de alcanzar el lateral de una precaria casilla de madera.
En ambos casos, informó Calfuqueo, no hubo que lamentar lesionados de ningún tipo y, si bien en ambos casos se trató de incidentes moderados, la velocidad de respuesta del personal de bomberos fue vital para evitar estragos mucho mayores; en el primero de los casos el fuego estuvo a centímetros de alcanzar un taller repleto de material combustible y en el segundo directamente una vivienda.

incendios

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso