Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Actualidad

Parrilli pidió al futuro embajador norteamericano que no se entrometa

No es la primera vez que el senador Oscar Parrilli (Frente de Todos – Neuquén) se refiere a declaraciones de funcionarios norteamericanos, y este jueves la emprendió en el recinto contra el futuro embajador de Estados Unidos en nuestro país, Mark Stanley.

Fue por las declaraciones que hizo días pasados en el marco de la audiencia que mantuvo ante el comité evaluador del Senado norteamericano para que le dén acuerdo. “El señor me parece que ha realizado declaraciones que en nada condicen con lo que tiene que ser un embajador para lograr respeto entre los países a los que va a representar, armonía y relaciones maduras y serias con nuestro país”, señaló el senador kirchnerista.

“Ha dicho este señor que lamentablemente la Argentina está enfrentando importantes desafíos económicos, incluida una enorme deuda con el Fondo Monetario Internacional y una prolongada recesión -comentó-. Y que es responsabilidad de los líderes argentinos llevar adelante un plan macroeconómico que devuelva estabilidad al país, y la consagración de un acuerdo con el Fondo”.

Agregó Parrilli que Stanley hizo más adelante otro tipo de declaraciones, incluso que se va a involucrar con la dirigencia argentina en todos los niveles “para buscar resolver esto. A lo mejor, queriendo hacer un chiste dijo que la economía argentina es un hermoso autobús turístico al que las ruedas no le funcionan correctamente”.

Ante ello, Parrilli le advirtió al futuro embajador norteamericano que “si las ruedas no funcionan correctamente es porque alguien a lo mejor las pinchó y les tiró clavos para que no pudieran funcionar. Bueno, en eso tuvo mucho que ver el gobierno anterior de los Estados Unidos”.

Para Parrilli, “el señor Stanley debería en primer lugar ver qué es lo que ha ocurrido en la Argentina, y si hoy este colectivo no funciona correctamente en gran parte se debe a la responsabilidad del gobierno anterior de Estados Unidos, y al gobierno anterior que estuvo en la Argentina hasta el 10 de diciembre de 2019. Y en gran parte se debe al crédito que el FMI le dio al Gobierno argentino y que hoy tenemos que solucionar, porque es uno de los mayores problemas que tiene el Gobierno argentino”.

El senador neuquino le recomendó al futuro embajador leer las dos notas que oportunamente el bloque del Frente de Todos envió al FMI, haciendo referencia a ese crédito que a juicio del oficialismo “fue dado incumpliendo todas las normas del FMI” y hasta las normas administrativas internas que rigen en la Argentina para tomar créditos.

Un crédito, aseguró, que “tuvo como objetivo garantizar la reelección de Mauricio Macri, cosa que no logró”. En ese sentido puso como prueba declaraciones de Mauricio Claver-Carone, quien como representante de la administración Trump ante el FMI en su momento reconoció expresamente que ese crédito fue porque el entonces presidente Donald Trump consideraba la presencia de Macri en Argentina “clave para América Latina”, y presionó al FMI -dijo Parrilli, en palabras atribuidas a Claver-Carone- para “sostener al Gobierno de Cambiemos que estaba en un jaque por un plan económico recesivo que podía abrir las puertas al peronismo”.

“Para los integrantes de este Gobierno está muy claro que fue Trump el que autorizó el crédito para ganar las elecciones que perdieron”, agregó el senador kirchnerista, que recordó a continuación que “no sé qué hará la oposición, pero este frente político siempre ha honrado sus deudas; siempre pagamos las deudas de gobiernos anteriores”.

En este marco, Parrilli le expresó a Stanley que “un gran sector de los argentinos nos merecemos respeto y consideración, y no necesitamos que venga un ciudadano norteamericano a decirnos qué tenemos que hacer. A lo mejor a otros se lo dicen y aceptan disciplinada, obsecuentemente todas las sugerencias que les hacen, como fue esta: ‘Tomen un crédito de 54 mil millones para ganar las elecciones y después vemos qué hacemos’. Ese es el problema que hoy tenemos todos los argentinos sobre las espaldas”.

Parrilli concluyó expresando su deseo de que “el señor Stanley revea esta postura de entrometerse en los asuntos internos de otro país. Y si desea hacerlo tiene a la bancada de Cambiemos, con ellos puede trabajar tranquilamente, lo hicieron antes”.

“Pero en este Gobierno no vamos a admitir una actitud de este tipo. Solo hay que recordar que ya hubo un Braden que fue a elecciones apoyando a la oposición, y al cual, igual que a Macri en 2019, le ganamos”, concluyó.

Fuente: El Parlamentario
Senado

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Neuquen deportes

Teclas de acceso