Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Actualidad

Parapléjico vuelve a caminar gracias a un inédito implante

Un hombre parapléjico volvió a caminar de manera natural en Suiza gracias a la combinación innovadora de dos instrumentos tecnológicos que permitieron restablecer la comunicación entre el cerebro y la médula espinal.

"Recuperé la libertad", aseguró en una rueda de prensa el holandés Gert Jan Oskam, quien se benefició de esta innovación tecnológica en un hospital suizo en Lausana.

Gracias a ella, este paciente de 40 años volvió a mover un pie detrás del otro por primera vez desde que sufrió -hace unos diez años- una lesión en la médula espinal, a la altura de las vértebras cervicales a raíz de un accidente en bicicleta.

"Era incapaz al principio de poner un pie delante del otro", explicó la cirujana suiza Jocelyne Bloch, profesora en el Centro hospitalario universitario de Vaud, en Lausana, durante la presentación de un estudio publicado ayer en la revista Nature.

Antes de él, otros parapléjicos ya habían logrado andar gracias a instrumentos tecnológicos, pero en su caso se trata de la primera vez en que controla gracias a su cerebro el movimiento de sus piernas y el ritmo de sus pasos.

Esta hazaña resultó posible gracias a la combinación de dos tecnologías implantadas en el cerebro y en la médula espinal, explicó Guillaume Charvet, investigador en el Comisariado de la Energía Atómica (CEA), un importante laboratorio francés de investigación científica e industrial.

Dos laboratorios, uno francés y otro suizo, se encuentran detrás de este avance científico logrado luego de diez años de investigación conjunta. A Gert Jan le implantaron unos electrodos desarrollados por el CEA, en la zona del cerebro que se encarga del movimiento de las piernas.

Este dispositivo sirve para descodificar las señales electrónicas del cerebro cuando se piensa en andar y también está conectado con un campo de electrodos ubicado en la zona de la médula espinal que sirve para controlar el movimiento de las piernas.

Gracias a los algoritmos que funcionan a partir de una inteligencia artificial, se descodifican en tiempo real las intenciones de movimiento del paciente.

Y luego sus voluntades se convierten en una secuencia de estimulación eléctrica de la médula espinal, que se encarga de activar los músculos de las piernas para moverse.

Los datos entre la tecnología integrada en el cerebro y la de la médula espinal se transmiten gracias a un sistema portátil que se puede llevar en una mochila o en un andador.

Hasta ahora, solo se había logrado que parapléjicos volvieran a caminar gracias al implante en la médula de un sistema de estimulación electrónica, pero no lograban controlar sus movimientos de manera natural.

En el caso del paciente holandés, el puente digital creado entre el cerebro y la médula le permite andar y controlar voluntariamente sus movimientos y la amplitud de los mismos.

El neurocientífico francés, Grégoire Courtine, profesor en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, explicó que "los pacientes precedentes andaban haciendo un gran esfuerzo. Ahora él puede hacerlo solo pensando en que quiere dar un paso".

Gert Jan, que fue operado dos veces para que le colocaran estos implantes, reconoce haber pasado por "un largo periplo" para ponerse de nuevo de pie y andar durante varios minutos seguidos.

paraplejico Salud

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de Neuquen deportes

Teclas de acceso