Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Actualidad

Odarda definió categóricamente el perfil que tiene la gestión del INAI

La presidenta de Instituto Nacional de Asuntos Indígenas-INAI-, Magdalena Odarda, organismo descentralizado bajo la órbita del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, informó que todas las acciones y gestiones que lleva adelante el INAI están encuadradas en lo que determina la Constitución Nacional y definidas por las atribuciones que brindan las leyes.
“Ninguna línea de acción del organismo que presido colisiona con lo dispuesto por las normativas vigentes. Y todo el impulso de nuestra gestión va en dirección a reconocer derechos, a reivindicar el diálogo como única forma de resolver conflictos, a desterrar definitivamente la violencia y la represión de los pueblos indígenas como política de Estado, a promover la igualdad de oportunidades, a visibilizar a aquellos hermanos y hermanas que desde hace muchos años sufren las consecuencias de una sistemática postergación y abandono”, explicó la titular del organismo.
“En mi paso por la Legislatura de Río Negro y por el Senado de la Nación he tenido un profundo involucramiento por la problemática indígena, logrando la sanción de diferentes leyes y creando por primera vez en la historia del Congreso la “Comisión Especial de los Pueblos Indígenas”. La ausencia de este tipo de ámbitos constituía un claro símbolo de discriminación y noción de no existencia”, agregó Odarda.
Asimismo, agregó que “Quiero dejar en claro como trabajadora activa de la causa indígena y como abogada que desde el día en que asumí la presidencia del INAI ha habido una consonancia absoluta con los lineamientos políticos e ideológicos del gobierno del Frente de Todos encabezado por nuestro presidente, Alberto Fernández. Siempre hemos actuado desde el Instituto con la Constitución en la mano y bajo el amparo de la ley, en concordancia con los lineamientos de gestión adoptados por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, cartera de la cual depende el INAI y a quien reporta en forma permanente”.
“Tengo un total conocimiento de cuáles son las atribuciones que tiene el organismo que conduzco. Hemos conformado un equipo de trabajo con la experiencia y el conocimiento adecuados para llevar adelante una gestión que no intenta pasar desapercibida, que está ideológicamente convencida de avanzar en la restitución de derechos y en el taxativo reconocimiento que determina la Constitución y que legítimamente corresponde implementar. Nuestros pueblos originarios estuvieron penosamente invisibilizados durante mucho tiempo como para que el INAI sea invisible también. Esa fue la postura del gobierno anterior, que instaló con total intencionalidad la idea de que las distintas comunidades indígenas eran el enemigo interno de nuestro país, una cofradía de terroristas a los que había que reprimir sin miramientos, causando muertes, miedo y resentimiento frente a la impunidad de sus autores”, consignó la Presidenta del INAI.
“Como en muchos temas, este gobierno y este presidente tienen la convicción de avanzar sobre problemáticas que a ciertos sectores del liberalismo económico y de la derecha recalcitrante les molestan. Y el INAI no es la excepción. Desde el día en que asumimos estamos cumpliendo con nuestro deber. Y estamos sufriendo los ataques de quienes aún se sienten inexplicablemente dueños del país y detestan la equidad y la igualdad de derechos proclamados por la Constitución”, afirmó Odarda.
“Mintiendo, manipulando, denostando, especulando. Así se manejan. Con un poder omnímodo. Así piensan que van a lograr que todos crean que el problema de la posesión de tierras se resume al reclamo de las comunidades indígenas. Quieren tapar con esta falsa realidad los millones de hectáreas que hoy están en manos de multimillonarios extranjeros y argentinos, con lagos y ríos apropiados, con aeropuertos sin radarizar durante el gobierno macrista, desde los que salen y entran aviones sin que nadie sepa el destino ni la carga que transportan. Territorios cuasi regalados en zona de frontera, en abierto conflicto con lo que determinan las leyes provinciales y nacionales. Negocios madereros, inmobiliarios, energéticos, turísticos, agroganaderos. Todos invisibles y concretados durante la gestión de Cambiemos mientras se pone el foco sobre quienes reclaman como territorio ancestral 30 o 40 hectáreas. Esta es la estrategia que algunos sectores políticos y distintos estamentos gubernamentales adoptan para pontificar sobre el conflicto con algunas comunidades sin escucharles decir un monosílabo sobre todo aquello que ocultan bajo la alfombra, quién sabe con qué finalidad.
El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas seguirá trabajando tal cual lo viene haciendo hasta el día de hoy. Con cada acción planificada y ejecutada sostenida por el respaldo de las leyes y la Carta Magna. No nos van a amedrentar con pedidos de informes ni a desalentar con operaciones mediáticas que se caracterizan por la intencionalidad de sus contenidos. Tenemos la documentación y el respaldo institucional de cada uno de nuestros actos para presentar ante quien así lo requiera. Nos tomaremos el tiempo para responder todas las dudas que nos planteen. Aunque muchas de ellas sean chicanas políticas o producto de la desinformación supina por parte de sus promotores. Sabemos que esta mecánica contribuirá como efecto colateral al esclarecimiento paulatino de la opinión pública sobre distintas situaciones.
Sin miedo ni dudas, con total conocimiento de nuestras atribuciones, bajo el imperio de la ley y con absoluta determinación por el camino elegido. Así seguirá siendo la gestión del INAI.

INAI

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso