Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Actualidad

Neuquén evitó pago de intereses de bono y esperar cerrar renegociación

El gobierno de Neuquén de Omar Gutiérrez decidió no pagar un vencimiento de u$s13,7 millones por los intereses del bono Tideneu de u$s 366 millones y así abrió el plazo de gracia de 30 días con el objetivo de cerrar la renegociación este viernes, cuando vence el plazo de la oferta.

Con ese título la administración del MPN puede tomar la estrategia que ya tomaron otras provincias de no pagar mientras dure el proceso de reestructuración, ya que no están garantizados por regalías de hidrocarburos. A diferencia del bono Ticade, de u$s 328 millones de remanente de capital, que sí está atado a la producción de petróleo y gas, y por ende está condicionado a otro tipo de renegociación que tracciona en conjunto con otros distritos que tienen el mismo esquema, como Tierra del Fuego o Chubut.

Este martes vencían los intereses de los Tideneu (2025) por más de 13,7 millones de dólares. Con el anuncio de no pagar, Gutiérrez intenta que los acreedores acepten la oferta de reestructuración que vence este viernes. De lograrlo, será la segunda provincia en cerrar el canje, tras el logro de Mendoza el mes pasado. La propuesta neuquina es reducir el interés actual, del 7,5%, comenzando con un 1% de pago en 2021 para llegar al 5,75% recién en 2023 y hasta su vencimiento final. Así, con el canje, el gobierno de Gutiérrez busca liberar vencimientos de los próximos dos años y postergar las fechas de vencimiento final hasta el 2030. “Se ingresará en un período de gracia de 30 días para hacerlo y evitar así el default. La intención del gobierno es presionar a los bonistas para que el viernes adhieran a la oferta de reestructuración que viene negociando desde agosto”, dijeron desde la provincia a Ámbito.
Respecto a los bonos Ticade, la modificación de la propuesta no convenció al grupo ad hoc que concentra un 38% de los títulos, “pero sigue abierto el diálogo”, mencionaron en despachos neuquinos a este diario. “Es la segunda propuesta que presentamos: se mejoró los cupones de interés, se elevó el monto a pagar en efectivo y se ajustaron las regalías cedidas”, explicaron fuentes cercanas al gobernador.
Los Ticade (bonos con garantía de regalías hidrocarburíferas) rinden una tasa de interés del 8,625% anual y se pretendía llevarlo al 7% en su fecha de vencimiento con una reducción aún mayor los primeros años.
En el gobierno neuquino saben que al estar atados a la producción de hidrocarburos la renegociación será más ardua, ya que las regalías pasan a un fideicomiso que se destina al pago a los bonistas, sin pasar por las cuentas provinciales. La misma paradoja enfrentan Chubut, Tierra del Fuego y Salta.
El primer distrito realizó el lunes un pago de u$s 39,6 millones, más de $3.000 millones al tipo de cambio oficial, correspondientes a la primera amortización de un bono emitido por u$s650 millones en 2016 por Mario Das Neves. El gobierno de Mariano Arcioni espera acelerar el reperfilamiento antes de enero, cuando tendrá que afrontar otro vencimiento. Situación similar se da en la gestión fueguina de Gustavo Melella, que hizo frente la semana pasada a un pago de cerca de u$s9 millones correspondiente al último vencimiento del año de un bono de u$s200 millones colocado en 2017 por Rosana Bertone. Ahora, avanza en la reestructuración para lograr un acuerdo antes del próximo pago, que será en enero, y en donde desde el Gobierno provincial aseguran haber contactado ya al 85% de los tenedores.
Salta, en tanto, también busca renegociar dos títulos de u$s388 millones garantizados por regalías colocados en la gestión de Juan Manuel Urtubey.

Fuente: Ambito
Bono Tideneu

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso