Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Actualidad

Murió un argentino varado en Chile esperando la apertura de la frontera

Bariloche.- El paso Samoré abrió para que pasen los chilenos pero no los argentinos, el 26 de mayo fue el último viaje de repatriación por Pino Hachado y más de 300 personas permanecen entre la novena y décima región a la espera de volver a casa. Hay gente que no está en buenas condiciones de salud y entre ellas murió un hombre de 63 años de Ituzaingó, Luis Pérez Ramírez, por un problema cardíaco que había declarado en su ficha en el consulado. "Va a haber más muertes", expresó María José Páez desde Chile, que no ocultó su bronca e impotencia por lo ocurrido.

Fue una tarde triste para los varados en Chile, tras cuatro meses sin poder regresar a casa. Unas 300 personas aguardan entre la novena y décima región para poder cruzar y volver a su país. Entre ellos Luis Pérez Ramírez, de 63 años, murió esta tarde de un paro cardíaco en un hospital de Villarrica, tras haber entrado en un estado de depresión, por no poder volver luego de haber viajado a visitar a unos parientes junto a su hermana, que hoy debe realizar los trámites para repatriar el cuerpo.
"El paso Samoré está cerrado para los argentinos, pueden transitar los chilenos que viven en el sur de Chile y quieren ir hacia ahí o los chilenos que quedaron en esta zona y viven en el sur, las personas que estaban dispuestas a viajar a su casa no pudieron hacerlo", expresó María José Paéz, desde Chile.
Contó que hay gente que no está en buenas condiciones de salud y no dudó en afirmar que va a haber más muertes si no los dejan regresar a su país. "La solución que ofrecen es que te vayas a Santiago tomes un avión de Aerolíneas y de Buenos Aires te arregles para volver al sur", expresó con bronca e insistió en que "esa es la gran solución que le dan al pobre tipo que hace 4 meses que está acá, sin ropa de invierno, pagando el 30 por ciento de la tarjeta de crédito y no tiene ni para comer ni para pagar un remedio, la persona esta entró en depresión, ansiedad, nerviosismo y se murió".
Una hermana de la víctima está varada también. Viajaron para visitar familiares y ya no pudieron regresar. "Nadie los ayudó, habían indicado el malestar cardíaco en su ficha, lo tenían los del consulado, no sé cuál es la respuesta que van a dar". Enfatizó que "esto es responsabilidad del gobierno, de nadie más".
Comentó que la última repatriación fue el 26 de mayo y "la única provincia que deja ingresar a su gente es Neuquén, Río Negro no da ingreso a los varados, la gobernadora no lo autoriza y lo sabemos muy bien esto, por el cónsul de Concepción, me lo dijo a mí personalmente: la gobernadora de Río Negro no autoriza que ingresen".
Remarcó que es una situación que podría haberse evitado, "hay gente en las mismas condiciones de este señor, va a haber más muertes y muertes por otras causas que no es el covid, a mil kilómetros de sus casas, 200 km porque un gobernador no los deja pasar, son argentinos, no entiendo qué les pasa", dijo con bronca.
Páez lamentó que tras 4 meses van a comprar comida y les cobran el 30 por ciento en la tarjeta, "los gestos inhumanitarios que están teniendo con los argentinos acá es de no creer". Resaltó que hay gente de Chile que está colaborando mucho, "pero no puede ser, el gobierno de Chile le tiene que dar de comer a los varados argentinos, ¿cómo es esto?".
Insistió en preguntarse "por qué no abren Samoré para los argentinos de una buena vez, para los que tienen que volver a su casa, es una vergüenza lo que están haciendo".

Fuente: b2000
Paso Samoré Chile BARILOCHE

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso