Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Facebook Twitter Whatsapp Enviar Imprimir Comentar
Actualidad

Furia y bombas molotov en el oeste

En la noche de ayer un grupo de jóvenes atacó con bombas molotov la vivienda en donde permanecen cumpliendo prisión domiciliaria, los hermanos sospechados de haber asesinado a un hombre la semana pasada en el barrio Melipal.
Según nos relataron los testigos del violento episodio, alrededor de las 20:50hs. de ayer dos efectivos afectados a la Comisaría N°18 se encontraban realizando la custodia de una vivienda sobre la manzana “D” del sector 192 viviendas del barrio Belén, en donde permanecen alojados, cumpliendo con prisión domiciliaria, dos hombres sospechados de ser los responsables de un homicidio ocurrido la semana pasada, cuando intempestivamente un grupo de jóvenes se abalanzó contra el domicilio arrojando todo tipo de elementos, más una bomba cóctel molotov.
El ataque tomó por sorpresa a los uniformados y el artefacto casero estalló contra una pared lateral de la vivienda, a centímetros de uno de los efectivos que afortunadamente sólo sufrió lesiones respiratorias leves por la inhalación del humo caliente. Inmediatamente producido el atentado, los policías que custodiaban la vivienda salieron a la caza de los atacantes, pero si bien no lograron capturarlos, sí se logró apartarlos del epicentro del conflicto, además de frustrar que continuaran arrojando otras tres bombas caseras que ya tenían listas para ser utilizadas.
Al tiempo que arribaba al lugar un autobomba del cuartel de bomberos del cuartel de Necochea y Novella, un grupo de hombres cercanos a los acusados de homicidio llegó a la carrera y arremetió contra quienes habían atentado contra la vivienda y permanecían a unos 100 metros de esta, lo que provocó una verdadera batalla campal entre ambos bandos antagónicos, que se interrumpió a los pocos minutos, con el arribo de los refuerzos provenientes de la Comisaría N°18. Aquí, los uniformados recién llegados se encontraron con el escenario habitual, ambas partes se unieron para enfrentar a la Policía.
Luego de un tiempo, los ánimos fueron calmándose hasta que un grupo de mujeres se apostó al frente de la vivienda atacada, logrando así que quienes insistían en llegar al domicilio para ajusticiar a los acusados, desistieran y se retiraran definitivamente.
El móvil policial de custodia, que al inicio de los episodios fue retirado preventivamente unos metros hasta la esquina de las calles Pérez Novella y Empleados Estatales Neuquinos, retornó a su sitio original al tiempo que los bomberos finalizaban los peritajes de rigor luego de haber extinguido las llamas antes de que afectaran al interior de la vivienda y toda la zona fue recobrando la calma.
No hubo detenidos, ni más lesionados que el uniformado que inhaló el humo de la bomba al inicio de los enfrentamientos.

Barrio Melipal

Dejá tu comentario sobre esta nota

Lo último

Lo último de

Teclas de acceso